viernes, 31 de agosto de 2007

¿Qué es "concientización"?

Respecto a los últimos post me parece necesario puntualizar el sentido de una gastada palabra que viene muy a cuento. Se trata de “concienciarse” o “concientizarse”. Sin duda volveré a ello en numerosísimas ocasiones durante el curso académico que comienza en estos días acá en España. Es una cuestión que suelo tratar a fondo en mis clases y que responde a las inquietudes y preguntas de bastantes alumnos. Pienso tanto en la asignatura “Filosofía de la educación” como “Teoría e instituciones contemporáneas de la educación” para futuros maestros y pedagogos, y por supuesto, en los seminarios del curso de doctorado que he impartido sobre tolerancia y educación. Por eso, no voy a agotar el tema en la breve aclaración de las líneas que siguen, querido lector.
Creo que “concienciarse” o “concientizarse”, palabras que en estas líneas uso indistintamente, nos remite a quien en la pedagogía mejor lo explicó: Paulo Freire. Para él, como para algunos movimientos filosóficos y teológicos, resulta un concepto fundamental, pero que se presta, a mi juicio, a diversos malentendidos. Sobre todo, concientizarse es tomar conciencia de una realidad concreta de tipo social y existencial, percatarse de ella, verla casi como si fuera un objeto que tuviésemos ante los ojos. Esto no es fácil de conseguir. No se logra, y Freire lo recalcó en sus libros, siendo adoctrinados. No se toma conciencia de la propia realidad porque alguien nos la cuente o nos sermonee. De las pocas cosas que he aprendido en mis años de docencia es que el sermón vale de bien poco, como decía A. S. Neill, y apelo a esta experiencia bien real. Por la vía de alguien que en la plaza de un pueblo, pongamos por caso, larga un discurso en un mitin electoral no se logra más que reforzar una adhesión previa a un conjunto de explicaciones políticas o persuadir tendenciosamente, aun cuando el orador esté lleno de buenas intenciones y suelte verdades como puños. Éste es un gran peligro que incumbe de lleno a la enseñanza y que se puede sortear de distintas maneras que iré detallando en post posteriores. Hoy valga esta importante aclaración: un ciego no ve las cosas porque alguien se las describa. Tiene que verlas él mismo. A ese ver él mismo es a lo que podemos llamar concientizarse, o sea, a una especie de comprensión que nace de un esfuerzo prolongado. Porque implica una lucha y conquista personal de la libertad, de la autonomía del sujeto, y, como decía Paulo Freire, la libertad es un parto lento y doloroso.
Sé que la cosa queda así mal explicada, a medias y apenas dicha, pero el tema es bien difícil y complejo. Irá saliendo, como he dicho, en sucesivos post a lo largo del curso, con la ayuda de mis alumnos. En todo caso, creo que un ejemplo algo simplón que puede ayudar es el argumento de la película Matrix, que yo uso en mis clases. En ella hay un tal Morfeo que ofrece una decisión al protagonista principal: o sigue en el ensueño llamado Matrix, exento de problemas pero engañado, u opta por arriesgarse a vivir comprendiendo la verdad acerca de los seres humanos esclavizados, verdad dura, pero que es el precio de vivir libre. En cierto modo, dejando aparte el mesianismo malentendido del filme, su maniqueísmo y algunas otras historias raras asociadas a la trama, esto representaría, para mí, la labor propia del pedagogo: ayudar a las personas a hacerse libres. Pero ya hablaremos de ello, ya hablaremos.
Un abrazo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Hola! Antes de nada quisiera decir que me alegro muchísimo de tener la oportunidad de leer este blog y de participar en el mismo.
Leyendo está definición sobre la concientización casi instintivamente me vino a la cabeza el recuerdo de una conversación que mantuve con un gran amigo una noche de invierno sentados en unas escaleras a la salida del cine.
Usted dice que a su entender concientizarse es “tomar conciencia de una realidad concreta de tipo social y existencial, percatarse de ella, verla casi como si fuera un objeto que tuviésemos ante los ojos.” Estoy totalmente deacuerdo con esta definición, también estoy de acuerdo con que lograr tal estado es complicado. Pero discrepo en que únicamente se logre “visualizar y comprender” la realidad viviéndola.
En mi opinión, el ser humano ha logrado alcanzar un determinado nivel intelectual y espiritual, el cual, permite ver más allá sin necesidad de vivir y sentir en su propia piel experiencias. Pienso que realmente nadie conoce la propia realidad porque alguien nos la cuente o nos sermonee,por más que la escuela se empeñe en adoctrinar, pero sí se conoce cuando la vemos en los demás. Por ejemplo, no tengo que vivir el sufrimiento de la muerte de un hijo para entenderlo, no tengo que matar a alguien para saber que se siente, no es necesario ser madre para conocer tal alegria.
Mi gran amigo me pregunto ¿Cúal es tu objetivo en la vida? Y yo sin pensarlo dos veces dije: Vivirlo todo, tener todas las experiencias posibles. Mi amigo se rió tiernamente, me hizo ver la actual imposibilidad de tal objetivo por cuestiones temporales, pues no es suficiente con una sóla vida, y la poca funcionalidad del mismo, porque el crecimiento de la persona permite que sin vivir determinados hechos podamos ser conscientes de ellos, lo que para mí es conocerlos y comprenderlos. De lo contrario, ¿cómo aprenderíamos de los demás?.
Quizás este confusa con el término y estemos hablando de cosas distintas aunque semejantes, pero he aquí mi pequeña aportación que espero que sirva para aclarar un poquito más este término.Besitos!!!!

Marcos Santos Gómez dijo...

Hola, amiga anónimo:
Gracias por tu interesante comentario. En realidad, la concientización en términos de Freire, o en el marxismo, implica algo más que tal vez no resalto en el post. Esto es, la comprensión del grado de opresión (no-libertad, alienación) que nos constituye. O sea, ver que somos oprimidos (no-libres), en qué grado y por qué. Pero dejando aparte esta perspectiva de connotaciones marxistas, sí pienso, como usted, que el factor fundamental para tomar conciencia requiere en ocasiones de la empatía con los demás, porque desde luego una vida no basta para vivirlo todo. No es necesario vivir directamente todas las experiencias, aunque sí creo que para comprender mejor, lamentablemente, es preciso pasar por cierto sufrimiento existencial, como manifiesta entre muchos otros el filósofo Jaspers. Así que tenemos dos claves fundamentales para madurar y entendernos: empatía y cierto grado de sufrimiento en momentos vitales concretos.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

hola!
quisiera que me facilitaran todo lo que puedan sobre paulo freire.
en la brevedad de lo posible...
mi correo es hnofrancisco_33@hotmail.com.
estoy presentando una tesis sobre él pero no tengo mucho material y solo he podido encontrar dos de sus obras...les doy las gracias anticipadamente...de verdad necesito esa informacion....gracias

Alex F. Cossio dijo...

Hola Marcos:
Soy Comunicador Audiovisual, y estoy involucrado en la propuesta de un proyecto de Educación Vial en mi ciudad.
En realidad ya están operando otra campaña mediática promocionada por la Dependencia de la Policía de Tránsito.
Es otra campaña más y no es posible palpar resultados positivos. Los accidentes de tránsito suman y siguen, sean los protagonizados por conductores ebrios o los pilotos de fórmula 1 y por otro lado las "víctimas" o peatones despistados que cruzan las vías precisamente por donde no deben hacerlo... etc.
No hicimos todavía una investigación para determinar con la precisión que permiten las estadísticas sociales. En mi caso pude constatar que las últimas campañas no funcionaron con mi esposa que es pedagoga, (quien está enterada del proceso en el que estoy introduciendomé y que adereza con sus conocimientos sobre Piajet, Pavlov, Freire)decía que lo constaté anoche cuando salíamos en el auto y tuve que recordarle por "enésima vez" que se abroche el cinturón de seguridad. No pude resistir apabullarla con mi comentario: Si no se puede concienciar a una pedagoga con besitos, con reclamos, con palabras enfáticas, ni apelando a las imágenes impactantes de víctimas fatales, entonces ¿como se hace para concienciar a gente común...?
Minutos después de silencio y rostro enfadado, mi esposa pensó y me habló así "EL HABITO SE INSTALA CUANDO HAY UN PROCESO DE EJERCICIO DE REPETICION" o COMO PLANTEA PIAJET SE LLAMA REPETICIÓN Y ASIMILACIÓN.
Eureka... Un particular caso que me llamó la atención fué que por algún pequeño tiempo los conductores que eran sorprendidos sin usar su cinturón de seguridad eran citados en las dependecias de la policía de tránsito para cumplir una sanción que consitía en que los conductores infractores al toque de un silbato de un oficial de tránsito debían abordar el vehículo y abrocharse el cinturón de seguridad y al toque de otro silbato desabrocharse y descender del vehículo, repetir esto por el lapso de 15 minutos aproximadamente. Me pareció gracioso pero ejemplar. Mi esposa indica que para adquirir un hábito una persona tiene que repetir 33 veces la operación... y listo.
En fin, mi querido Marcos yo creo que su ejemplo es ilustrativo: "un ciego no ve las cosas porque alguien se las describa. Tiene que verlas él mismo. A ese ver él mismo es a lo que podemos llamar concientizarse, o sea, a una especie de comprensión que nace de un esfuerzo prolongado...".
Que opina?
Espero su respuesta.

Alex F. Cossio dijo...

Ahh por si acaso mi correo electrónico.
alejandro.cossio@diakonia.edu.bo

Sahorin dijo...

HOla!! tambien queria agradecer esta definicion y esta reflexion suya sobre concientizar.. estoy haciendo un trabajo sobre : Una propuesta de concientización ambiental en el contexto local: Barrio el pozón.en la ciudad de cartagena en Colombia. y estaba pensando si era concientizar o concienciar la palabra.. pero ya que son iguales dejo concientizar pues aca es totalmente usada.

Un comentario personal:

yo creo que las personas nos concientizamos haciendonos libres como ustd dice.. pero creo que las experiencias acumuladas de seres diferntes a nosotros tambien ayuda, porque si yo veo un programa de television donde me expliquen sobre el calentamiento global,, en ese momento lo estoy entendiendo y puedo ver desde mi propio lugar en que contribuyo yo a ese problema, igual que en mis clases de ciencia politica en la universidad, que tanto me gustan, pero que cada vez me horroriza mas la forma en que se maneja la politica en colombia, y me concientizo de que mi papel dentro del sistema excluyente educativo de colombia, es muy importante. y que debo poner de mi parte desde ya. ya que soy estudiante de trabajo social.

muchas gracias.. un saludo XD.. Betty Mercado.

Anónimo dijo...

hola, me interesa mucho tu blog, ya que tenemos los mismos intereses con la educacion, y me sirve de mucho `para mi trabajo de investigacion que estoy ejecutando en este momento. solo que me gustaria que publicaras las citas referenciales de todo lo que dices.. como por ejemplo el articulo de Paulo Freire.. Gracias.