Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2007

Franz Kafka

Imagen
Adorno decía de Kafka, en algún lugar, que éste expresa con su obra una especie de fuga que estriba en sumergirse en lo más hondo de la estructura patológica (social) que causa la neurosis. Es decir, Kafka desarrolla una denuncia consistente en mostrar las consecuencias de lo que no es sino una descarnada exageración de las tendencias existentes de hecho en una forma de vida específica, la de nuestra sociedad enferma. Se trata de una reducción al absurdo por la que la neurosis social se extiende al infinito y se manifiesta como lo que es. Así, el aislamiento y la incomunicación propios del mundo burgués (dicho de manera simple, el "ir cada uno a lo suyo") convierten, literalmente, a las personas en “repugnantes insectos” (vid. La metamorfosis). La pesadilla se muestra como tal, sin rodeos. Y en ese mostrarse mismo, se niega a sí misma, se impugna como forma de vida válida para el ser humano. El arte es capaz de afirmar y negar al mismo tiempo de esta forma, como también crey…

Sobre la salud y la enfermedad

Imagen
¿Es posible abandonar un suculento puesto en la universidad para fundar un banco sin el fin de lucrarse personalmente? Parece imposible, pero existe gente que lo hace. En el enlace que pongo a continuación el lector puede encontrar un reportaje sobre el último premio Nóbel de la Paz, al que, a juicio de Luis de Sebastián, prestigioso economista de ESADE, debería habérsele otorgado más bien el premio Nóbel de Economía y no el de la Paz. Al parecer, no es beneficencia ni limosna lo que se lleva a cabo con los bancos de pobres o de microcréditos, cuyo padre es este laureado ciudadano de Bangladesh, Muhhammad Yunus, sino la extensión de riqueza y bienestar al mayor número posible de personas, o sea, creación de riqueza, es decir, el logro ideal de toda economía. ¿No dicen eso? Bien, yo no soy economista y no me voy a meter en camisas de once varas. Simplemente aconsejo la lectura del reportaje que enlazo, claro, fácil y conciso sobre la trayectoria de este hombre, ofrecido en una revista …

El nombre de la rosa II

Tal vez, amigo lector, nos ayude a entender el sentido del perturbador título de la novela que nos ocupó en el pasado post el siguiente poema de Jorge Luis Borges, que copio a continuación.


UNA ROSA Y MILTON

De las generaciones de las rosas
Que en el fondo del tiempo se han perdido
Quiero que una se salve del olvido,
Una sin marca o signo entre las cosas

Que fueron. El destino me depara
Este don de nombrar por vez primera
Esa flor silenciosa, la postrera
Rosa que Milton acercó a su cara,

Sin verla. Oh tú bermeja o amarilla
O blanca rosa de un jardín borrado,
Deja mágicamente tu pasado

Inmemorial y en este verso brilla,
Oro, sangre o marfil o tenebrosa
Como en sus manos, invisible rosa.

El nombre de la rosa

Imagen
De los muchos aspectos que abarca esta magnífica novela, El nombre de la rosa de Umberto Eco, vertida al cine con excelente gusto por Annaud, el que compruebo que resulta más misterioso es, evidentemente, su título. Es un título extraño que a duras penas los lectores ubican. Pero merece dedicarle esfuerzo. El propio Umberto Eco no se hace cargo del deseo de muchos de sus lectores y sólo en las Apostillas a la novela dice algo, que más bien supone un rodeo casi indescifrable que una respuesta directa. Curioso y melancólico juego el de este autor. Yo llevo algunos años “usando” la obra literaria en las clases, de la cual leo algunos fragmentos cercanos al final, lo que me obliga a traducir los nombres que lo resuelven todo en letras; en vez de “Fulano”, pongamos por caso, digo X. Esto en ocasiones divierte a los alumnos, pero resulta evidente el fondo trágico de ese juego y eso acaba viéndose. Tampoco ahora voy a desvelar la solución de una novela que, como el mundo, no la tiene. Me ser…

El hundimiento

Imagen
El nazismo ha sido estudiado profusamente desde que llevara a Alemania y Europa a la ruina en los años 40. Los filósofos y escritores que se han ocupado de interpretar el fenómeno e indagar en sus causas abundan. Por citar algunos, recordemos Th. W. Adorno, Hannah Arendt, Erich Fromm, Max Horkheimer, Karl Jaspers, Albert Camus, Wilhelm Reich. Se han publicado numerosas biografías e historias relacionadas con aquel triste periodo, siendo también notable, por su enorme interés, la literatura producida por quienes pasaron por los terribles lager, o campos de exterminio, como Primo Levi, Jean Amery o Paul Celan. Existe también abundante documentación en la Red, fragmentos de las filmaciones hechas por las tropas aliadas cuando liberaban los campos, y que pueden verse en http://www.youtube.com/.

Pero en los últimos años se ha rodado la primera película alemana, candidata a un premio de la Academia, que trata directamente tan turbio asunto. Se trata de El hundimiento, la cual narra los últim…

De otros tiempos y mundos.

Imagen
Me voy a atrever, una vez más, a aconsejar una lectura en este segundo post a mi paciente lector. Para quienes están vinculados con la pedagogía, y aun más si tienen algunos años, no será un nombre nuevo, pero sí rescatado del olvido. Mal conocido, polémico, vilipendiado, tal vez temido… En tiempos pasados, concretamente, en los lejanísimos años setenta, fue leído y comentado hasta la saciedad. Incluso la ONU se ocupó de sus teorías. No obstante, aun tiene numerosos lectores y dejó su poso. Por poner etiquetas, me vienen a la cabeza “contracultura”, “hippies”, “ecología”; pero, sobre todo, “desescolarización”. Me refiero a quien he calificado en algún escrito de combativamente inocente. Sí, es Ivan Illich. Un intelectual polémico, un hombre inquieto, al que se puede considerar un “maldito” en el mundo de la pedagogía, ya que elabora una crítica tan radical de la denominada “educación formal” que pone en cuestión a la propia figura del educador profesional y el ámbito principal en el q…