Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2007

El jardín

Imagen
En España comienza en pocos días el nuevo curso académico en las universidades. En las escuelas primarias y secundarias hace poco que ha empezado. Aunque el calendario escolar varía, evidentemente, según los distintos países, climas y hemisferios. El comienzo de un curso, en cualquier caso, es buen momento para que el profesor o maestro re-piensen y se replanteen lo que se disponen a llevar a cabo. Como tanto se dice, la tarea de educar es importante y hermosa. Esto puede repetirse muchas veces, de hecho, es algo que todo el mundo suscribe y que a veces la sociedad entera puede reconocer. Pero es, en primer término, el propio docente quien se lo debe creer. Repito, pues: tarea importante y hermosa la educación. Ése es el privilegio que tiene el educador en cualquiera de los ámbitos o niveles de la enseñanza formal o informal, el de que debe educar. Es decir, tiene en sus manos, caso único entre los oficios, la transformación directa y desde la base (o sea, la efectiva) de la sociedad.…

La dialogicidad

Imagen
La educación, en cuanto “hacer-se persona con el otro”, remite a una estrecha y naturalinterdependencia de los seres humanos. Por eso, dentro de la filosofía encuentra destacada su importancia en aquellos enfoques denominados dialógicos, en un sentido amplio. Por ejemplo, si rastreamos las fuentes filosóficas de una concepción pedagógica centrada en el diálogo como la de Paulo Freire, nos encontramos fácilmente la influencia directa de autores personalistas o existencialistas que remarcaron lo dialógico en el hombre. En realidad, la comunicación y la relacionalidad humana son temas muy tratados a lo largo de toda la filosofía, por supuesto en los griegos, y con enorme importancia en el siglo XX. De las numerosas perspectivas y autores de este turbulento siglo, deseo destacar, por su influencia en Paulo Freire y su importancia para entender los procesos educativos la denominada filosofía dialógica, uno de cuyos principales exponentes es Martin Buber. Ya el significativo título de su li…

La vida de los ángeles

Imagen
He visto hace unos días la película El cielo sobre Berlín de Win Wenders, que me ha dejado boquiabierto. Es una extraordinaria representación de la forma de experiencia contemplativa que podría atribuírsele a un ángel, o inteligencia pura libre del tiempo y el espacio, sin los aparentes obstáculos de la carne, o sea, sin los límites propios de lo corpóreo. Pero en el filme, esta suerte de experiencia pura, meramente espiritual, de un ángel, se contrasta con la forma específica humana de la existencia, inseparable de un cuerpo, un tiempo y un lugar. El argumento nos conduce a una exaltación de la experiencia y existencia humana como más completa y perfecta, a pesar de los inconvenientes de verse sujeta a un cuerpo. Creo que esta problemática apunta a esa tensión que se da en nosotros, seres finitos, entre sabernos naturalezas limitadas por los impedimentos de la materia, pero al mismo tiempo, la asunción de que somos como somos y lo que somos en cuanto que somos cuerpo. Hablaba con un …