Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2008

¿Desde dónde?

Imagen
Como dije hace unos días, estoy leyendo el libro Jesucristo liberador de Jon Sobrino. Se trata de una excelente visión de la cristología desde el punto de vista de la denominada teología de la liberación, que comienza precisamente señalando algunos elementos alienantes en las imágenes de Cristo que se han transmitido. Básicamente, el peligro consiste en idealizar a Jesús, que lo concibe como caridad en abstracto sin el elemento de denuncia profética que lo acompañó toda su vida. Se trata de la imagen de un Cristo de la que se ha eliminado el conflicto, la relación con la historia y centrada en sí misma, en vez de apuntar a lo que él siempre destacó como centro de su predicación: el reino de Dios. Frente a esto, la gran aportación latinoamericana es haber enfatizado el elemento de liberación de los males concretos que afectan a los seres humanos que se hallaba implícito en actividades jesuánicas como los milagros y las curaciones. Los hechos y dichos de Jesús (las parábolas) manifestar…

Al otro lado

Imagen
Me encuentro de nuevo, tras algunos años desde la última vez, en El Salvador. Voy a impartir un curso de doctorado sobre las relaciones entre Paulo Freire y algunos pensadores y corrientes filosóficas, aparte de otras actividades académicas. El recuerdo de la anterior estancia en el país me ha estado acompañando todo el tiempo, del modo en que suelen hacerlo los recuerdos: moldeado por acontecimientos posteriores, incluso rehecho en gran medida, idealizado, pulido, entremezclado con otros “pasados” y otros “presentes” una vez convertido en pasaje de la memoria. Un recuerdo vivo que, también, me hizo ver otro futuro.
En efecto, otra vez estoy junto al centro Monseñor Romero, el jardín de las Rosas, la UCA, la casita de huéspedes. De todo ello hablaré en los próximos post, supongo. El Salvador ha pasado a ser ahora dueño de mis instantes, El Salvador, tan cercano y tan lejano para mí. Un rincón de la inmensa y perturbadora América Latina.
Esta vez todo me sonaba familiar al llegar, al con…