lunes, 18 de agosto de 2008

El Salvador II


Prosigo con mi estancia en tierras salvadoreñas, entre actividades académicas y alguna corta excursión. En concreto, el sábado pasado estuve en el norte del país, en la región de Chalatenango, cerca de la frontera con Honduras. Es una zona muy montañosa que asciende hasta los 1200 metros sobre el nivel del mar, donde el clima es algo más fresco, pero como en todo el país, tropical y húmedo en esta época del año. Abundan los pinos más que en otras partes y creo que es uno de los lugares más bonitos que he visto en el país. Fui a un pueblo llamado La Palma y a San Isidro. En el primero se llevaron a cabo las reuniones entre las partes en conflicto para los acuerdos de paz. En tiempos de la guerra civil, hasta 1992, fue territorio de control de la guerrilla (FMLN), constituyéndose como una especie de estado aparte dentro de El Salvador, con distintas autoridades a las oficiales. En general, todo Chalatenango fue duramente castigado y se padeció mucho debido a los tiroteos y bombardeos del ejército en el intento por recuperar la región. Esto es algo que acompaña al país como una sombra siniestra que se manifiesta poco a poco, según vas conociendo a gente y sale el tema. Todos tienen recuerdos muy duros pues el conflicto fue largo y muy violento. En los últimos años, a finales de los 80, se agudizó y el Frente llegó a la propia capital, San Salvador, que en algunos barrios fue temporalmente ocupada por la guerrilla. Por entonces ocurrió la matanza de los jesuitas de la UCA, universidad en la que me encuentro, por parte de miembros del ejército nacional (estos acontecimientos están pormenorizadamente relatados en la página web de la UCA). Hoy día, tras los acuerdos de paz, las partes antes en conflicto dirimen sus diferencias en las urnas, dándose el caso, de hecho, de que en marzo hay elecciones. Actualmente gobierna la derecha (ARENA), pero parece que el FMLN tiene, por primera vez, grandes posibilidades de resultar elegido para gobernar.
En Chalatenango, además, se lleva a cabo un interesante proyecto de formación de maestros en las áreas rurales que viene de los proyectos de alfabetización de tiempos de la guerra. El talante y el método de los formadores es genuinamente freireano, pues aplican los principios de la educación popular considerando su inspirador a Paulo Freire.
Por lo que a mí respecta, el sábado hablaré en directo, en la radio de la UCA, a las 10:00 sobre el pedagogo brasileño y el curso que estoy impartiendo acerca de los principios filosóficos que sustentan su pedagogía. Además, el miércoles 27 dictaré una conferencia titulada: “La memoria de las víctimas en la pedagogía educadora”.