Entradas

Mostrando entradas de junio, 2008

La luz en la oscuridad

Imagen
Estoy leyendo al filósofo Karl Jaspers, concretamente la última parte de su obra magna Filosofía, dedicada a la metafísica y a lo que él denomina “lo trascendente”. Según él, lo trascendente es lo que surge en los límites de la razón empírica, del pensamiento lógico y, sobre todo, en determinadas situaciones existenciales. Se trata de algo inabarcable, husmeado en los diversos modos de fracaso, donde el hecho de toparse con una cierta frontera permite intuir de algún modo que hay algo más, inexpresable. Lo trascendente es lo que apenas puede sino sugerirse y que es imposible conceptualizar o ni siquiera concebir con las categorías del pensamiento. Simplemente reluce. Me ha parecido hallar cierta similitud en Jaspers con el planteamiento kantiano de los límites de la razón, el fenómeno y el noúmeno como ese más allá sugerido e inalcanzable. Aun más, me recuerda el texto de Jaspers al planteamiento heideggeriano sobre el Ser y algunas reflexiones sobre la nada. Como dije en un post ante…

De sueños que no matan

Imagen
Como expresé días atrás, creo necesario indagar por qué elogiamos y estimamos a las personas que han desarrollado una labor equiparable a la de un Martin Luther King, Gandhi o un Jesús de Nazaret, es decir, determinar si los valores que expresan tienen en efecto una vigencia universal y por qué producen la adhesión de todos en cualquier tiempo y lugar. Querría ahondar en este magnetismo que irradian paradigmáticamente. Aunque para ser sincero, debo aclarar que en el caso del Nazareno, no me es posible fundamentar teológicamente mis ideas, ya que no soy estudioso de las escrituras ni acumulo las lecturas necesarias ni una reflexión teológica bien formada. Soy un simple lector aficionado. Y como tal, mi impresión general, leyendo los textos del Nuevo Testamento, en especial los evangelios sinópticos, siempre en traducciones, es que la obra de Jesús se equipara, como he señalado, a la de un Luther king, antes que a la de un Malcon X. La tesis que trato de exponer es que su enérgica defen…

Clamor universal

Imagen
La búsqueda de lo universal, es decir, lo que cualquier persona de cualquier cultura sería capaz de suscribir, resulta una labor arriesgada, constantemente amenazada por el etnocentrismo que pretende universalizar la propia particularidad. Es un asunto en el que se ve envuelta la defensa de los derechos humanos o el diálogo interreligioso, por decir dos importantes temas en los que nos jugamos, sin exageración, la paz mundial y el futuro de nuestra humanidad. En el caso de la religión, Andrés Torres Queiruga mantiene en su libro Repensar la revelación. La revelación divina en la realización humana, Trotta, Madrid, 2008, que puede defenderse una idea de misión y la universalidad del mensaje de Cristo, sin que esto signifique una exclusión de culturas y tradiciones religiosas ajenas. En realidad, afirma, Dios se ha revelado siempre y en todas partes, de manera que la máxima expresión de dicha revelación, o sea, Cristo, apunta a una verdad que cualquier persona y cultura podrían suscribi…

La hora del Angelus

Imagen
A lo largo de los últimos años he leído en algunos momentos al filósofo Karl Jaspers. De su pensamiento me han interesado distintos aspectos, de los cuales, en estos momentos prefiero su visión de las reveladoras situaciones límites y de lo trascendente, es decir, lo revelado por ellas. Parece que el alemán ha influido en la teología, pero él no llega a elaborar un discurso, que cree imposible, sobre eso inefable a lo que apuntan los límites que él investiga. Son situaciones en las que, como la enfermedad y la muerte, se insinúa un algo más allá de ellas, pero es en esta intuición en la que el prudente alemán prefiere quedarse, enmudecido. De hecho, el final de su obra más importante, Filosofía, en tres tomos, es la mera constatación del fracaso por llegar más lejos de un mero husmear lo trascendente. Todo intento por abarcarlo, expresarlo, comprenderlo resulta inútil. En todo caso, Jaspers se puede conectar en esto con la teología negativa, el budismo y algunos grandes místicos.Recie…

La leyenda del tiempo

Imagen
Camarón de la Isla supo innovar pero sin desconectarse de la esencia jonda del flamenco puro, que conocía bien a fondo, y que en recientes posts relacioné con un cierto subsuelo amargo del que brotó el flamenco. Creo que a través de su personalidad, como hombre y como cantaor, fluye esa lava que parece hervir en grutas subterráneas y sobre la que nuestras vidas, como ignorantes de ella, trascurren. Hay algo sin palabras, nouménico en el cante de Camarón, que en seguida los gitanos supieron identificar y adorar como corresponde. El propio Camarón reaccionaba con asombro, parece, cuando las mujeres le llevaban a sus hijos enfermos para que los tocase. Él no creía tener capacidad taumatúrgica ninguna, pero lo cierto es que por donde iba parecía atraer todas las miradas, parecía ir afirmando algo inexpresable que, en efecto, producía la veneración que muchos identificaron con su persona, pero que era más. El timbre de su voz ya surgía cargado de ese algo que los hombres solemos relacionar…