Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2009

Precisiones en torno al existencialismo

Imagen
Resulta excelente el análisis de la corriente “existencialista” que el profesor Luis Sáez lleva a cabo en su recomendable libro Movimientos filosóficos actuales (32001, Trotta, Madrid). Ubica la raíz del existencialismo en Kierkegaard, quien con su reivindicación de lo vital concreto se opone a la metafísica tradicional de corte esencialista que entiende al hombre como una abstracción. La idea moderna de sujeto es cuestionada desde una concepción heraclitea del mismo como cambiante y dinámico, desde que se inserta en la corriente temporal que lo constituye intrínsecamente. El existencialismo hay que entenderlo como una de las múltiples críticas a la modernidad, la cual reposa sobre el pilar de un dualismo protagonizado por un sujeto fijo e inmune al “mundo de la vida” (ego del cogito cartesiano, yo trascendental o el sujeto de todos los idealismos) y un mundo objetivado respecto al cual se distancia e impermeabiliza el sujeto. Cualquier corriente ilustrada o postilustrada entronca con…

La perspectiva apocalíptica

Imagen
La primera de las Tesis sobre el concepto de la historia de Walter Benjamin es la famosa descripción del autómata que juega al ajedrez siendo manejado a escondidas por un enano oculto bajo la mesa donde se halla el tablero. El autómata es el materialismo histórico, es decir, la concepción y explicación marxista de la historia, que plantea un proyecto utópico inmanente a la propia historia y que la va resolviendo como un avance y desarrollo lineal, progresivo y superador. Así, la labor del autómata promete una transformación que puede, en el mejor de los casos, desembocar en la sociedad sin clases. Pero frente a la visión determinista de la historia de muchos marxistas que participan del optimismo ilustrado, el enano es la teología, entendida por Benjamin como depósito de una peligrosa memoria, como aviso de que la historia nunca se puede cerrar del todo porque ninguna utopía inmanente (como la propuesta por Bloch en El principio esperanza) no puede resolver el cúmulo de dolor que el d…

Salvar la Ilustración

Imagen
El proyecto filosófico de Habermas consiste, como es sabido, en una actualización de la Ilustración, superando el callejón sin salida al que llegaron Horkheimer y Adorno en su pesimista visión desarrollada a partir de Dialéctica de la Ilustración. Habermas se plantea recuperar y salvar la Ilustración, para lo cual elabora su teoría de la razón comunicativa en la que se halla implicada una noción de verdad como consenso argumentativo. Así, iría limpiando de la reflexión filosófica todo el poso de teología y metafísica presentes en Benjamin o Adorno, para dedicar la razón a lo único a lo que puede dedicarse (y de la mejor manera que puede hacerse sin incurrir en los justamente criticados dogmatismos de algunos ilustrados). El mayor exponente de esto es su Teoría de la acción comunicativa publicada en los años ochenta y donde ofrece un progreso fundado en la obtención de verdades provisionales mediante un procedimiento para hallarlas. Lo racional sería, pues, aquello apto para ser argume…