Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

En torno al estructuralismo

El estructuralismo implica en la pedagogía acudir a modos de análisis abstractos que pongan de manifiesto los lugares que en las estructuras ocupan individuos y grupos. El sujeto es diluido en el todo estructural y por tanto se renuncia a la subjetividad, la conciencia o la experiencia como impulsores y productores de la historia. Sin embargo, en lo que se refiere a la mayoría de los posts dedicados a la teoría de la educación o a la filosofía en este blog, hemos mantenido con matices una noción más o menos clara de sujeto; un sujeto que en la perspectiva personalista es persona, en la existencialista es pura existencia que fluye, en la Escuela de Frankfurt es aquello que padece las opresiones del sistema económico y que aspira al dominio de su existencia, en el freudomarxismo es el hombre alienado en lo más hondo de su psique y en su cuerpo, que debe recobrar su salud a partir de una transformación psíquica y social. Sí es cierto que estas corrientes corrigen elementos del subjetivis…

El interés que nos guía

Tras una serie de críticas a las teorías de la resistencia de corte marxista entre las cuales hemos mencionado alguna en el post anterior, Henry Giroux emprende su primer intento por superarlas y encaminarse hacia una teoría de la resistencia válidas. Se trata de la definición de una forma de resistencia que abarca el campo de lo moral y de “la indignación política”, lejos de entender todo acto de resistencia como mera desviación de la norma o patología individual. Para esto, además, hay que ponerse de acuerdo en unas cuantas preocupaciones y supuestos en torno a la escuela que implican sobre todo a la idea de dominación. Lejos del estatismo con que algunas teorías reproduccionistas explican y describen todo acto de dominación como opresión hacia sujetos pasivos, Giroux entiende la dominación como una situación que genera en el oprimido una interacción y diversidad de experiencias que van moldeando el curso de la propia opresión, a veces contradictoriamente. Así, hay que recuperar la …

Críticas a algunas teorías de la resistencia en pedagogía.

Imagen
De manera algo inexacta, Giroux contrapone las teorías reproduccionistas sobre la escuela, en las cuales destaca Bourdieu, con lo que denomina “teorías de la resistencia”, en las cuales incluye una tradición más o menos reciente de estudios de carácter marxista de la escuela. Esta contraposición la basa en que las primeras supuestamente no proporcionan fundamento teórico para la lucha y la resistencia contra lo hegemónico, mientras que las segundas sí. Pienso que al menos en el texto de Giroux que he leído no acierta bien con algunas claves e implicaciones de la teoría de Bourdieu. Es cierto que yo he tenido la impresión, leyendo La reproducción, de que el francés incurre en un cierto fatalismo sociológico que no deja claro la posibilidad de resquicios para la oposición a la “arbitrariedad cultural” hegemónica. Pero si uno se aproxima a Bourdieu teniendo en cuenta obras posteriores, y en esto resulta muy reveladora la lectura del esclarecedor libro Razones prácticas, se comprueba que …

¿Rebelión en la escuela?

Imagen
Un factor clave a la hora de entender la práctica educativa es, según Giroux, el conflicto, frente a las teorías más funcionalistas como la de Parsons. La perspectiva de éste parte de una concepción de la escuela como institución neutral cuyo cometido es suministrar el conocimiento y habilidades requeridos para el correcto desempeño de sus tareas en la sociedad. La escuela respondería a una necesidad del orden industrial, por lo que habría una colaboración o afinidad de intereses entre la sociedad industrial (capitalista) y la escuela. Como es lógico, Giroux representa a una posición en la pedagogía diametralmente opuesta a la de Parsons. Giroux achaca a la pedagogía más funcionalista el que todo lo reduzca a cuestiones metodológicas y a la epistemología, en la búsqueda de control, producción y observación. Se trata del modelo de la ingeniería social  que pretende una clasificación y ordenación social objetiva y neutral, descartando del conocimiento todo lo valorativo, normativo o la …

El alcance de los maestros

Imagen
Tras haber revisado las distintas perspectivas a la hora de analizar y comprender el fenómeno del currículum oculto, Henry Giroux sienta las bases primeras para lo que va a constituir su enfoque, el de una pedagogía crítica capaz de entender el mencionado fenómeno y, por extensión, todo lo educativo en toda su complejidad. Su enfoque aúna la perspectiva macroscópica de las conexiones generales con el sistema económico y la sociedad en las que se enmarca lo educativo, con la perspectiva microscópica que recoge la infinidad de singularidades y la casuística propia de un fenómeno plural y complejo como es la educación y la escuela. Entiende por tanto lo escolar como algo a la vez autónomo y específico (al modo de las teorías de la reproducción), por un lado, y, por otro lado, vinculado al todo social e histórico (al modo de las teorías clásicas marxistas). Así, en la escolarización se dan fuerzas a menudo contradictorias, de oposición y resistencia, o de adaptación y reproducción de lo d…

En torno al curriculum oculto

Henry Giroux se propone fundamentar teóricamente una pedagogía crítica que supere los paradigmas conservador y liberal, por un lado, y, por el otro, una pedagogía radical de corte marxista que no acaba de explicar bien la complejidad de los fenómenos de resistencia y creación contracultural que, además de las dinámicas reproduccionistas, se hallan presentes en la escuela. La lectura de su libro me está resultando sumamente esclarecedora y me encuentro por ello con una excelente ocasión para repensar la escuela, en sus bondades y en sus defectos. En realidad, se trata de una cuestión acerca de la credibilidad que reconozcamos que posee o no la educación institucionalizada para subvertir o, como defendería por ejemplo Iván Illich, antes bien toda educación institucionalizada (escolar) debe ser superada para dejar paso a una relación educativa más vital y más espontánea. Por lo que parece, Giroux sí cree que desde dentro de la escuela se puede obrar para un mundo mejor, lo cual responder…

Génesis del autoritarismo: la pista freudiana I

Imagen
La Autoridad es el objeto principal de la reflexión y análisis de Gerard Mendel en su libro La descolonización del niño. Es un tema que en la época en que el libro se escribió estaba candente, en el contexto de Mayo del 68 y los años inmediatamente posteriores. Pero independientemente de modas en la historia del pensamiento, me parece que para cualquiera que esté interesado en pensar la educación, como intenta hacer este blog, la autoridad y el autoritarismo deben ser escrupulosamente analizados. Hemos seguido la línea, a lo largo de los posts más recientes, de una confrontación con el punto de vista marxista, sin entrar en los detalles en que habría que entrar, debido al carácter propio de un blog divulgativo. En este sentido, me ha parecido que es el tema de la autoridad uno de los puntos de obligada discusión a la hora de considerar el marxismo que se llevó a la práctica en la antigua Europa del Este, para lo cual nos está sirviendo de modelo el pedagogo polaco Suchodolski. En real…

La persona como confluencia de individuo y sociedad.

Imagen
En consecuencia con su planteamiento teórico, Gerard Mendel aborda la manera en que se puede conjugar una lucha individual (en las estructuras psíquicas del sujeto) con una lucha social (contra los diversos tipos de explotación). Se sitúa entre el freudomarxismo, que sobre todo en el caso de Erich Fromm tiende a un equilibrio social final como salud del sistema, y el pesimismo de Freud, con su idea del permanente conflicto entre individuo y sociedad que condena a aquél a la infelicidad (El malestar en la cultura). Coincide por igual con ambos extremos en la creencia de que el individuo es, contra Marx, algo más que un mero ser social. Del mismo modo, Mendel se declara no partidario sin reservas de la lucha de clases, cosa que ya es detectable incluso en el propio Marx, en la medida en que éste considera otros factores coyunturales determinantes en el curso de la lucha de clases como son la tecnología o la necesidad de acumular experiencia y adquisiciones para que se dé el progreso. Ha…

"La descolonización del niño", de Gerard Mendel

Imagen
Recientemente he señalado que la cuestión del poder requiere ser tratada desde distintos ángulos. Me ha parecido que la línea del marxismo más o menos ortodoxo del pedagogo de la Polonia comunista Suchodolski tenía un punto débil en su concepción del poder, al que aborda de un modo simplista. Me refiero a que la concepción marxista sobre el poder político y el Estado, aun como fases transitoria  hacia la sociedad sin clases, nunca ha acabado de convencerme. Esto fue ya en tiempos de Marx, en efecto, un punto de fricción con Bakunin y los anarquistas, que sospecharon de la forma estatalista en sí misma. De hecho, se ha dicho que lo que hubo en la URSS fue, en realidad, un capitalismo de estado en el que la participación real del pueblo no estaba del todo asegurada. Esto puede obedecer a una debilidad de la teoría marxista o a una infravaloración de factores que al ser considerados burgueses fueron rechazados, como es el origen en gran medida psíquico de los fenómenos de autoridad y pod…

Persona, educación y marxismo.

Imagen
El personalismo se sustenta en una antropología que yo he desarrollado en algunos escritos sobre educación y pedagogía, en especial al referirme al pensamiento de Paulo Freire. Este genial pedagogo representa la aplicación a la educación de concepciones extraídas de distintas corrientes filosóficas que en principio resultan contradictorias. Una de las bondades del brasileño es precisamente la sorprendente síntesis que lleva a cabo de personalismo, marxismo, existencialismo y cristianismo. Pero hay en él una base predominante de tipo materialista que le ayuda a evitar las tendenciosas idealizaciones de la pedagogía “burguesa” y a entender al hombre como ser histórico y mundano. El genial brasileño podría suscribir algunas tesis del pedagogo soviético Suchodolski, las que se refieren precisamente a la historización de la antropología. Suscribiría también probablemente la idea del oprimido como hombre alienado, cosificado, despojado del control sobre su propio destino. Pero Freire comple…

De humanismo y reconciliaciones.

Imagen
Se adentra Suchodolski en la cuestión antropológica haciendo una revisión de viejas teorías a las que contrapone la visión del materialismo histórico que se desmarca tanto del dualismo (carne y espíritu) como de la concepción tripartita de lo intelectual, lo moral y lo estético como ámbitos separados (Kant). Según él, la distinción de esferas es el resultado del poder de la Iglesia sobre los individuos, que distingue interesadamente un ámbito laico del conocimiento con el ámbito monopolizado por ella y la familia cristiana de lo moral. Fuera de estos intereses, el esquema de las parcelas escindidas se supera y retorna una integración de las mismas como, según el pedagogo soviético Suchodolski, ocurre en la sociedad socialista. En realidad, no descarta que se hable de ámbitos dentro de lo psíquico o lo antropológico, sino que denuncia la no integración ni interrelación de los distintos ámbitos del ser humano. Esto repercute en la concepción de la psique, que trataremos más adelante al …