Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Historicidad de los datos y de la ciencia en Lukács.

Para Lukács el problema de la unidad entre la teoría y la práctica se resuelve en la línea de una relación entre la consciencia y la realidad. Sería un llegar a la consciencia el proceso en que consiste la realidad, lo que se traduce en términos revolucionarios como un llegar a la teoría la expresión intelectual del proceso revolucionario mismo (p. 75). Este llegar a la consciencia, a la teoría, es, a su vez, un paso necesario para el proceso revolucionario. El libro de Lukács Historia y consciencia de clase se entiende desde este principio como una de sus claves. El marxista húngaro le da una gran importancia al momento de captación de la realidad que siendo previa al mismo, sin embargo requiere de ser captada para su transformación por parte de los hombres. Así, la teoría vinculada a la práctica, en unidad con ella, quiere decir no tanto que se confundan ambos momentos (el real y el epistemológico-teórico), sino que manteniendo cada uno su distancia respecto al otro, se encuentran e…

Heidegger y la Teoría Crítica

En el Apéndice “Sobre hermenéutica y teoría crítica” de su libro Crítica e historicidad, José Manuel Romero apunta brevemente varias ideas extraídas de Ramón Rodríguez muy dignas de tener en cuenta para aquel objetivo que nos planteábamos de poner a dialogar la tradición fenomenológica posthusserliana y Heidegger, en sus consideraciones sobre la facticidad del mundo de la vida que determina un sentido en la captación (no representativa) de la realidad, y algunos neomarxismos como el frankfurtiano de Adorno y Horkheimer o Lukács. Este programa lo perfila Romero en estas pocas páginas finales de su libro. Para ello acude al Heidegger de algunos textos anteriores a Ser y tiempo de cuya analítica del Dasein anticipan algunos aspectos. Se trata de unas lecciones magistrales impartidas por Heidegger en Friburgo entre 1919 y 1923. En ellas el maestro germano aborda una hermenéutica de la facticidad que interpreta e intenta hacer inteligible la vida fáctica o existencia humana como raíz o dim…

Deficiencias de Habermas y Honneth

He terminado de leer el libro Crítica e historicidad de José Manuel Romero que profundiza en unas líneas a las que también apuntamos en este blog, desde una preocupación intelectual afín. En una perspectiva que sugiere una vuelta al enfoque de la primera generación de la Escuela de Frankfurt, en el empeño de lograr un Teoría Crítica que desarrolle la necesaria trascendencia inmanente que hemos buscado para cuestionar lo dado sin idealismos, Romero discute con Habermas (segunda generación) y Honneth (tercera generación) esta posibilidad. Su conclusión es que tanto el primero como el segundo adolecen de una consagración de lo dado (la historia europea occidental) como fuente de una normatividad que se pretende universal. El problema es que sus planteamientos (la moderna diferenciación de distintas esferas de normatividad y racionalidad autónomas en Habermas, con la inevitable colonización del mundo de la vida por parte de la economía capitalista y el Derecho, pero que termina aceptando …

Ser, mundo e interioridad.

Desde una clave marxista, especialmente lukácsiana, y sin ánimo de ser dogmáticos, podemos sugerir una explicación como punto de partida para muchas de las inquietudes de tipo existencial que nos acucian, como la sensación de soledad o la pérdida de sentido con el consiguiente refugio en una interioridad en la que a duras penas se pretende la realización que resulta imposible en un mundo vivenciado como extraño. No creo desde luego que el marxismo tenga la última explicación y la solución para los problemas de una condición humana que no se halla sólo asociada a la vida en la sociedad, sino que hay elementos que desde lo biológico a la propia condición finita en un sentido constitutivo esencial marcan la existencia humana. Los proyectos humanos siempre se truncan, siempre quedan a medias. No creo que esta negatividad que acompaña al curso de la historia pueda ser jamás superada y tal vez a esto alude la primera Tesis sobre el concepto de historia de Benjamin en ciertas interpretacione…

Historicidad y educación. La educación bifronte.

Siempre he considerado un doble aspecto en los procesos a los que calificamos de educativos. Si atendemos a las definiciones existentes de “educación” de los más variopintos autores y nos esforzamos en un esclarecimiento del término, en asignarle un tipo de procesos de interacción comunicativa entre seres humanos a los que podamos llamar “educación”, hay dos funciones que estos procesos pueden adoptar respecto al todo social en el que necesariamente se dan. Podemos entender la educación como una forma de comunicación, no necesariamente lingüística, pero que implícitamente manifiesta una tendencia en relación con el medio social. Es decir, puede darse una afirmación reproductiva de la realidad histórica existente o se puede hablar de un intento de trascender a la misma. Necesariamente, entiendo que siempre que se da lo que llamamos “educación” hay una alusión o, mejor dicho, conexión con un ámbito de posibilidades que arraigadas en las capacidades históricamente adquiridas por los homb…

Lukacs, mercancía y conciencia.

Para Lukacs resulta clave el análisis del “enigma de la estructura de la mercancía” (p. 7). Es dicho enigma el que, lejos de constituir una parcela del universo social, está presente en todo el universo social, como problema estructural central que trasciende lo meramente económico. Apunta la mercancía tanto a las relaciones objetivas entre los hombres como a sus correspondientes formas de subjetividad. Respecto a la esencia de la estructura de la mercancía escribe el filósofo húngaro: “se basa en que una relación entre personas cobra el carácter de una sociedad y, de este modo, una ‘objetividad fantasmal’ que con sus leyes propias rígidas, aparentemente conclusas del todo y racionales, esconde toda huella de su naturaleza esencial, el ser una relación entre hombres” (p. 8). Esto presupone, lógicamente, el análisis económico de Marx. Lo destacable de Lukacs es cómo describe y relaciona con la economía capitalista muchos fenómenos de la conciencia, una conciencia oprimida que al no ma…

Elogio a la escuela

¿Es mejor educar exiliado en una escuela como Summerhill o educar afanosamente en una escuela convencional? Esta alternativa, real o no, pasa por la cabeza de muchos de mis alumnos ante el estudio de las más pintorescas especulaciones pedagógicas dadas desde Rousseau. La alternativa mencionada apunta tal vez a la elección entre una hipotética refundación rousseauniana de la sociedad o soportar la tensión y los conflictos de la sociedad, el peso de lo real. Para resolver este dilema hay que precisar antes si dicha opción es realmente posible, si existe de verdad. En este sentido, creo que no es preciso demostrar que adonde uno va le acompaña su tormenta. Es decir, resulta una ingenua ilusión la pretensión de emanciparse excluyéndose a fuerza de voluntad de aquello que lo constituye a uno. La materia social no se borra con la decisión de borrarla. De hecho, esta decisión, este anhelo, es ya una opción social nacida en un mundo social concreto. Summerhill juega con una educación que es c…

La escuela ¿sueño o realidad?

La crítica a la escuela emprendida por varias perspectivas que van desde el marxismo hasta las teorías de la desescolarización (Iván Illich) parten de un fenómeno que ha acompañado a la escuela desde el período ilustrado. Todos los intentos de o bien suprimirla o bien rectificar algunos aspectos (Escuela Nueva, Dewey, etc.), como metodologías didácticas nuevas o nuevos órganos de gobierno (consejo escolar) corroboran la importancia de este fenómeno que como una patología endémica y crónica acompaña a la escuela ilustrada nacida con la aspiración explícita de cultivar al pueblo. Es algo que siempre me ha sorprendido y en lo que he intuido un necesario ámbito de reflexión para estudiosos de la educación y que sólo tras varios años de lecturas y observación puedo aspirar a comprender en sus detalles y fundamentos más ocultos. Se trata este fenómeno de la escisión de lo escolar en relación con el resto de lugares y campos sociales, su inconfesada e inconsciente colaboración con el status …

El marxismo como instrumento de análisis: la violencia estructural.

Imagen
¿Tiene sentido hoy día estudiar a los autores marxistas? Creo que sí. Bien es cierto que no resulta ni moral ni intelectualmente aceptable pensar en términos marxistas sin tener en cuenta el sonado fracaso del denominado socialismo real y, sobre todo, el totalitarismo, inhumanidad y falta de libertad de un régimen que degeneró en una casta de mandatarios ejerciendo una tiranía cuyo fin era ella misma. Confieso que a duras penas soportaría el clima de control intelectual y político de la Rusia estalinista suponiendo que lograra sobrevivir. Lo sé bien y nunca pretendería una vuelta a algo semejante. También sé que me gustaría seguir teniendo las condiciones materiales para realizarme y que el hambre no me dejaría hacerlo. Pero volviendo a la pregunta acerca de si merece la pena estudiar o incluso asumir elementos extraídos del marxismo, sí creo que a pesar de lo dicho puede admitirse la existencia de elementos provechosos en el modo de análisis y crítica social y económica del marxismo.…